Retos improbables

Un nuevo recurso metodológico

IMG_0931

Desde nuestra plataforma Conexiones improbables presentamos un nuevo recurso y un nuevo formato de taller. El Workshop Retos improbables está orientado a que los miembros de una misma organización (de cualquier sector y forma jurídica) trabajen en la definición de sus retos estratégicos y/o en la determinación de sus retos de innovación. Se apoya en el recurso metodológico propio del mismo nombre, el juego de cartas Retos improbables, un juego de pensamiento visual a partir de cartas hexagonales sobre las que se trabaja para construir “mapas orgánicos moleculares” que nos ayudan a ir definiendo el foco principal de nuestra organización. Ha sido conceptualizado por Roberto Gómez de la Iglesia tras años utilizando este método en trabajos de consultoría, y editado por Artehazia, entidad co-impulsada desde c2+i. La duración del workshop es variable, desde las 4 horas hasta las 16.

Aunque el juego sirve como columna vertebral para el Workshop también puede adquirirse de manera independiente.IMG_9808

Cada cara de las cartas es un juego diferente. Una de ellas es el juego Retos de innovación que nos permite establecer las prioridades en la política de innovación de la organización. En la otra cara encontramos el juego Retos estratégicos que busca definir el marco estratégico de la organización, su orientación y esencia. Habitualmente se desarrolla como método alternativo a los tradicionales para abordar la reflexión estratégica de una manera participativa y con una grado de interiorización muy alto del proceso por parte de las personas implicadas ya que es un proceso de cocreación, de codiseño. Pero también puede complementarse con otros métodos o dinámicas, como el canvas de generación de modelos de negocio de Osterwalder y Pigneaur u otros de pensamiento estratégico en las organizaciones.

IMG_0681.jpgEn función del número de personas participantes, la dinámica se hace en un grupo o en varios que interactúan entre sí. A medida que se va avanzando en diferentes aspectos que aborda el juego, se van haciendo reflexiones y dinámicas complementarias.

La herramienta consigue que todos los participantes contribuyan con sus aportaciones. Además se posibilita el enriquecimiento de las reflexiones ajenas y la participación en la movilidad de las piezas buscando coherencia entre ellas, lo que suscita debates que afectan tanto al fondo como a la forma de la organización. Es un método que refuerza la escucha, la participación equilibrada de diferentes actores y el aprendizaje de nuevas metodologías.

En el ámbito estratégico se trabajan aspectos que tienen que ver con el por qué (qué nos mueve y hacia dónde queremos ir), qué y para qué (a qué respondemos y qué propuesta hacemos), desde dónde (qué nos frena y qué nos activa), para quién (cuál es nuestro público objetivo y cómo llegamos a él), con quién (con qué competencias y con qué alianzas), y cómo (con qué organización y con qué medios).Captura de pantalla 2016-04-05 a las 12.04.29

Desde las perspectiva de las necesidades de innovación, se trabaja en determinar si el foco tiene que estar en la estrategia (marco estratégico y modelo de negocio), en la organización (estructuras y personas), en la oferta (producto y procesos), en las herramientas (tecnologías y metodologías), en la proyección (mercados y relaciones) o en el propio sistema de innovación (cultura de innovación y acciones de impulso).

Este recurso puede utilizarse de manera complementaria con el juego “Encajar lo improbable”, conceptualizado por François Deck y adaptado por Conexiones improbables, a partir del cual también desarrollamos un workshop sobre actitudes y metodologías para la innovación abierta en todo tipo de organizaciones

Información sobre Workshops o compra de juegos info@conexionesimprobables.comc2masipeke3

Publicado en Slow consultancy, Slow innovation | Etiquetado | Deja un comentario

Hibrilaldiak

Laboratorios de innovación ciudadana

Muchos de vosotros conocéis nuestra Plataforma Conexiones improbables, que ha trabajado ya con 200 organizaciones en la búsqueda de la innovación mediante procesos de hibridación de creadores y artistas con empresas fundamentalmente. Por eso hace unos años creímos necesario diseñar un formato específico para trabajar con organizaciones sociales y culturales: los AuzoLabs, combinación de los términos Auzolan (trabajo comunitario) y Laboratorio.

18 IBRI093
Este formato es el que se utiliza en el programa Hibrilaldiak que ha impulsado Donostia / San Sebastián 2016, Capital Europea de la Cultura, dentro de su muelle Bestelab, de promoción de la participación ciudadana.

Hibrilaldiak son laboratorios de innovación ciudadana que permiten que organizaciones sociales de muy distintos ámbitos (cultura, sanidad, educación, juventud, movilidad…) trabajen con un profesional de perfil diferente a lo largo de 3 meses. Ese profesional diferente es muchas veces un artista o creador, como es habitual en Conexiones improbables, pero no siempre. Así las organizaciones más ligadas con las artes o la cultura trabajan con otro tipo de profesionales. Sigue primando nuestra máxima de Hibridar para Innovar.

Innovar en modelos organizativos, trabajar replanteamientos estratégicos, mejorar sistemas relacionales, innovar en servicios o formatos…son algunos de los ámbitos en los que se trabajan.

Hasta el momento se han realizado 14 Hibrilaldiak y están en marcha otros 10 entre junio y Septiembre de 2016.

El 17 de Diciembre de 2015 se presentaron en la sede de DSS2016eu los resultados de los primeros proyectos desarrollados (vídeo resumen):3 IBRI134

1-Algaraklown Ospitaleko Pailasoak, buscaba innovar en sus modelos organizativos y de
gestión + Economistas sin fronteras

2-Bagera Donostiako Euskalzaleen Elkartea + Colectivo Bigara han trabajado en innovar las estrategias de comunicación y promoción del uso del Euskera mediante memes

3-Ermua Mugi! (mesa para la promoción de una vida saludable en Ermua) + productora cultural FurAlleFalle buscaban “desviejunizar” la estrategia y ha implicado a los jóvenes en la realización de un mapeado con una mirada distinta.

4-Hasiera (Centro de incorporación Social gestionado por la Asociación AntiSida de Bizkaia) + Zaramari han trabajado sobHibrilBaja032re repensar los espacios y sus significados en un proceso colaborativo con los usuarios.

5-Ikasteam (Grupo de Formación y Aprendizaje del Parque Tecnológico de Miramon) buscaba repensarse a si mismo, replantearse sus objetivos y el cómo llegar a ellos + Vivero de Iniciativas Ciudadanas

6-OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces (es una organización sanitaria integrada de Osakidetza) + AATOMIC LAB han trabajado en cómo introducir la perspectiva del paciente en diseño de la ruta asistencial de la diabetes tipo II.

Pero otros 8 proyectos también han presentado ya resultados:

o acceder al vídeo resumen de la segunda edición de Hibrilaldiak.

Los proyectos en marcha son:

Experiencias diversas para una sociedad diversa. Una sociedad que será creativa cuando sus organizaciones y sus gentes sean creativas. Los Hibrilaldiak de DSS2016eu y Conexiones improbables trabajan en esa dirección.

c2masipeke3

Publicado en Slow consultancy, Slow innovation | Deja un comentario

Intervenciones artísticas en su contexto cultural

Análisis comparativo entre Irun y Schleswig-Holstein

logo_enAriane Berthoin Antal y Ilana Nussbaum Bitran, del Berlin Social Science Center (WZB) han desarrollado un nuevo documento sobre las intervenciones artísticas en organizaciones comparando las respuestas dadas por empresarios y trabajadores de diferentes organizaciones que han experimentado estas metodologías en Irun (País Vasco) y en Schleswig-Holstein (norte de Alemania).

Incluimos aquí algunas reflexiones finales comparativas. Si se desea acceder al texto íntegro lo puedes encontrar en la web de Conexiones improbables.

“Para concluir este reporte ofrecemos algunas reflexiones comparativas: entre lo que opinan l*s responsables de proyecto y l*s trabajador*s, y entre las dos culturas (Irun y Schleswig-Holstein).

L*s responsables comienzan la intervención artística con expectativas e inquietudes diversas. Para aquell*s que pertenecen a Irun los temores son bastante bajos y las expectativas altas. Una diferencia interesante es que los responsables en Irun (y en España en general) destacan temas relacionados hacia afuera de sus comercios o servicios (tales como mejorar las relaciones con l*s clientes, pensar nuevos productos o agregar algo de creatividad a sus formas de trabajo), mientras que para l*s responsables de proyecto alemán*s la intervención está enfocada en procesos que ocurren al interior de la organización y se relacionan directamente con l*s trabajador*s (tales como motivar a l*s trabajador*s, traer más creatividad a los equipos de trabajo y generar una mejor atmósfera laboral). Así mismo los temores y posibles decepciones se relacionan con estas expectativas. En Irun los temores son menores mientras que en los casos alemanes están relacionados a la baja participación de l*s trabajador*s y los resultados a alcanzar.IMG_6374

Una vez realizada la intervención l*s responsables de proyectos de Irun y de Schleswig-Holstein se mantienen positiv*s. Ambos grupos comentan haber obtenido nuevas ideas, diversos puntos de vista y sienten que la colaboración con l*s artistas sí tuvo efecto y fue positiva. Para aquell*s que dirigieron provectos en Irun lo mejor de la intervención fue la creatividad que pudieron agregar a sus métodos de trabajo y las nuevas ideas mientras que para los alemanes el aspecto más valorado se relaciona con los intercambios logrados entre l*s trabajadores y el buen ambiente generado. Ambos temas están en línea con las expectativas que describieron antes de la intervención.

Pero al preguntarles si recomendarían una intervención similar a sus pares podemos ver algunas diferencias. Si bien nadie señala que no lo haría, son l*s responsables de proyectos de Irun quienes están más seguros y responden todos que sí, mientras los de Schleswig-Holstein son más dubitativos.

Las diferencias en las respuestas de l*s trabajador*s son mayores. Antes de empezar la intervención, l*s trabajador*s alemán*s son más escéptic*s con el proceso que vivirán, much*s consideran que la idea es extraña o no están seguros de qué pasará, así mismo señalan no tener expectativas por lo tanto tampoco tienen temores. L*s trabajador*s de Irun son más positiv*s y consideran que la intervención es una buena idea, creen que sus trabajos sí están relacionados con la labor de l*s artistas y esperan obtener nuevas ideas y formas de pensar, por lo mismo tienen también más temores.

Cuando se les pide que tengan una visión retrospectiva y nos cuenten sobre el proceso vivido, las diferencias siguen estando presentes. Mientras que para la mayoría de l*s trabajador*s de Irun la intervención ha sido beneficiosa, tanto para ell*s como para la organización donde trabajan, más del 25% de l*s trabajador*s alemanes consideran que no han obtenido ningún beneficio o utilidad para ellos, ni para su organización (10%). Lo que nos sorprende es que, a pesar de que en las preguntas cerradas indican que no ven mayores logros, en las preguntas abiertas señalan que sí hubo aspectos positivos y coinciden con l*s trabajador*s de Irun al comentar que lo que más disfrutaron fue el trabajo en conjunto con otr*s colegas.

IMG_6855Por último, tod*s l*s trabajador*s de Irun recomendarían una intervención similar a sus pares, mientras que un cuarto de l*s trabajador*s alemanes no lo haría. Aquí volvemos a observar el escepticismo que vimos en un comienzo.

Podemos preguntarnos entonces qué rol tienen los diversos contextos culturales cuando llevamos a cabo o evaluamos una intervención artística. Si nos basamos en los datos entregados en este reporte podríamos decir que sí influyen, en especial cuando miramos las respuestas entregadas por los trabajadores. Pero no sólo los contextos culturales son distintos sino que las organizaciones de las que provienen l*s responsables de proyectos y l*s trabajador*s también difieren. Por ejemplo, la diferencia de tamaño entre las (mayormente muy pequeñas) organizaciones de la muestra de España y las organizaciones alemanas (de tamaño mediano) puede tener un impacto significativo en los resultados dado que la comunicación entre l*s responsables de proyecto y l*s trabajador*s y el compartir un sentido común con respecto al proceso antes, después y durante una intervención artística es más fácil en una organización pequeña. Por lo tanto sería necesario una investigación más a fondo para poder responder en qué medida influye el contexto cultural tanto en las expectativas como en los resultados obtenidos o qué otras variables del entorno son importantes y contribuyen a que tengamos respuestas distintas en las intervenciones artísticas en organizaciones llevadas a cabo en distintos países. Estas preguntas abren una nueva línea de investigación que nos gustaría explorar.”c2masipeke3

Publicado en Slow innovation | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La Cultura en el Centro

Nueva publicación en el ámbito de la gestión cultural

El pasado 9 de Abril se presentó en Camargo el libro Captura de pantalla 2015-04-16 a las 20.15.07“El Futuro de los Centros Culturales en la Europa Creativa”, editado por su Ayuntamiento con motivo del 25 aniversario del Centro Cultural La Vidriera. Es el resultado de un proceso abierto y de un Booksprint con diferentes profesionales de la gestión cultural de España. Aquí un extracto de ese texto:

“A pesar de la frecuencia e intensidad de los discursos políticos de líderes económicos y sociales, de agentes académicos y de los profesionales del sector, sobre la importancia de la cultura y la creatividad y su rol en el devenir social y económico de cada uno de nuestros pueblos, ciudades o territorios, realmente la cultura y la creatividad no están en el centro de la agenda.

Incluso podríamos decir que la cultura y la creatividad tampoco son el objetivo principal de muchas instituciones culturales. A menudo, han sucumbido al rol simbólico y de representación territorial por delante de la sobreentendida, y sin embargo no siempre clara, activación y satisfacción de inquietudes y capacidades creativas de la ciudadanía.

El empacho dialéctico que estamos viviendo en torno al rol fundamental de las Industrias Culturales y Creativas (I.C.C.) en Europa, nos genera a los profesionales del sector una sensación ambivalente. Por supuesto que por un lado, celebramos que se haya reconocido su importancia pero nos inquieta por otro, la mirada sesgada y altamente instrumentalizada del mismo para finalidades, en su mayoría legítimas, pero alejadas de las cada vez más urgentes y necesarias políticas culturales.

El auge del pensamiento neoliberal, que no liberal, ha encontrado en las Industrias Culturales y Creativas, un nuevo espacio de oportunidad para el capital, ansioso de nuevas actividades donde colocar y rentabilizar los flujos financieros, en un momento de crisis y de madurez de los sectores tradicionales. Ha pasado de considerar la cultura y la creatividad como marcos de gasto improductivo, a situarlos en su discurso como eje de la transformación.

Evidentemente estas empresas forman parte del sector cultural y creativo. Pero ahí hay mucho más. Interesan a los grupos de influencia económica, privada o pública, precisamente por su dimensión industrial, porque permiten la generación de economías de escala, por la distribución global de sus productos, el acceso a grandes volúmenes de consumidores… así como el desarrollo de ofertas de alto valor añadido, elaboradas a partir de creadores y estructuras (cuando las hay) de costes más que competitivos, es decir, baratos, dado el marco de precarización del profesional de la cultura en general y en particular del creador.

Por lo tanto, sí al impulso a las Industrias Culturales y Creativas pero cuidado con sustituir la parte por el todo (el ecosistema cultural). Debemos estar atentos a la escasez de pensamiento crítico con respecto a esta tendencia que santifican los programas de la Unión Europea y la mayoría de las políticas locales, regionales o nacionales de impulso económico, amén de algunas políticas culturales. Ya que parece que ante la adversidad del mercado y de los apoyos públicos, hemos abrazado ese discurso como un nuevo mantra reparador para el futuro. Algo que resulta más que dudoso.

Se ha instalado el pensamiento único también en la cultura. Y lo que nadie pedía a los espacios culturales de hace dos décadas (es verdad que a veces con una alta dosis de argumentarios demagógicos, como procurar impacto económico directo e indirecto o de atracción de turismo, incidir en la generación de empleo en el sector, contribuir al PIB nacional…) hoy se ha convertido en el eje de atención. Parece que los centros culturales cobran sentido solo si son capaces de activar procesos de regeneración urbana, de promover el emprendimiento empresarial en cultura, de contribuir a proyectar la imagen exterior de un territorio y contribuir a la atracción de talento (ya que se supone que este casi siempre está fuera) o de inversiones (que buscan smart cities, creative cities…). Es verdad que es posible incidir en estos aspectos pero ¿dónde queda el proyecto cultural, la catalización de capacidades creativas del territorio, la ciudadanía y su rol en una sociedad altamente compleja y en cambio acelerada?

La economía de la cultura y de la creatividad no necesariamente ha de ser el reflejo de un modelo industrial que incluso reproduce en el ámbito cultural prácticas, modelos organizativos y relacionales que se han demostrado poco adecuados para las nuevas organizaciones culturales (que son más pequeñas, flexibles, muy relacionadas, rápidas, heterárquicas, más humanas…). Este modelo de pensamiento imperante nos lleva a la institucionalización social de conceptos que chocan con nuevas tendencias o comportamientos que vamos a proponer en este texto. He ahí una primera tensión entre la apropiación más institucionalizada del discurso transgresor y transformador de la cultura y sus realidades prácticas, a menudo periféricas, hiperactivas pero desarrolladas en marcos de precariedad ascendente de una manera geométrica.

Esa tensión es también la del individualismo y el colectivismo, vieja dicotomía, que toma nuevos enfoques. Por un lado el discurso de las Industrias Culturales y Creativas: sigue primando la idea del consumidor individual, de la explotación de la propiedad intelectual y privada del producto cultural, de la especialización, de la inmediatez en el resultado (el impacto a largo plazo en una comunidad no es relevante como no lo es el proceso que ha llevado a ese resultado), de la globalidad de los mercados, de la excelencia y de los centros culturales/contenedores y, en el mejor de los casos, aparadores.

Las líneas de pensamiento más colectivistas, por su parte, priman la idea de comunidad, de proximidad, de procomún y socialización del conocimiento, de proceso y calado del mismo en el entorno, de espacios culturales tipo obrador (proactivos, abiertos y colaborativos). La continuidad flexible de las propuestas, la versatilidad de las organizaciones, la experiencia frente al producto, lo transdisciplinar frente a las miradas unívocas…

Y es en este último ámbito donde la complejidad social y específicamente profesional tiene una singular tensión entre los centros culturales comandados por personas expertas y el rol de la ciudadanía no experta, que reclaman la gobernanza de los mismos. Es decir, cómo superar la expertización como regla para crear y gestionar a partir de la mutualización de competencias y teóricas incompetencias.

8ca6d9e0c0495da59f9d515e977b86dbY queremos hacer otro apunte relevante. El pensamiento único nos lleva a la consideración social de que solo merecen vivir aquellas iniciativas culturales y creativas capaces de autofinanciarse y alejarse de los recursos públicos de los que se supone, en su visión, que contaminan el resultado. Es un nuevo reflejo del pensamiento industrial aplicado a nuestro sector. Situados en esa lógica, deberían cerrar casi el cien por cien de los espacios culturales. Y esta idea vuelve a generar nuevos equívocos de reacción pendular. Desde la creencia de que sólo es posible una gestión privada de los centros en clave de explotación estrictamente comercial de los espacios y de los productos (los procesos no suelen ser rentables), hasta la idea de que sólo una gestión pública, sin vinculación alguna con lo privado, puede garantizar el carácter de servicio público de un centro cultural. Y a esto hay que añadir una tercera visión orientada al control que ejercen grupos sociales, comunidades y colectivos altamente activos de los espacios públicos, auto-otorgándose una representación de la comunidad, a menudo discutible. Es decir, nuestro paisaje se alimenta de pensamientos únicos que reaccionan anulando el valor de la otra mirada, aunque sus discursos estén repletos de palabras como diversidad, disenso, creatividad, transformación, impacto social…

Este libro quiere ayudar también a superar, por lo tanto, algunas falsas dicotomías y algunas falsas percepciones (como la moraleja del cuento: cuando el rey está desnudo, hay que ser conscientes de que está desnudo)”.

LIBRO CENTROS CULTURALES (1)c2masipeke3

Publicado en Slow consultancy | Deja un comentario

Innovación Abierta para la Innovación Social

En torno a la Innovación PúblicaIMG_0261
El Centro de Formación que la Cooperación española tiene, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Cartagena de Indias (Colombia) acogió, entre el 24 y el 28 de Noviembre de 2014, un Taller de especialista en  Innovación Pública en el que participaron 14 directivos de organizaciones públicas de 8 países latinoamericanos. El taller, promovido por el INAP (Instituto Nacional de Administraciones Públicas) e impartido por Roberto Gómez de la Iglesia y Miren Martín Morato, era el colofón presencial a un título de especialista en Innovación Pública impulsado desde ese Instituto.

Algunas ideas de cierre:

“La innovación de los servicios de las administraciones públicas no es opcional. La complejidad de la sociedad nos lleva a la necesidad de nuevas respuestas ante nuevas preguntas que nos interpelan como agentes del cambio social. Si queremos estar por delante de las demandas sociales, ser proactivos, hemos de incorporar la innovación como parte de nuestro ADN.

IMG_0300Hemos de innovar en lo que hacemos, en los procesos de trabajo, en nuestros modos de relación interna y con nuestros beneficiarios y usuarios. Pero quizá el reto principal está en innovar en nuestros modelos organizativos. Y hacer una innovación abierta a los agentes sociales, a la ciudadanía, a quienes piensan como nosotros y a quienes son diferentes. La diversidad es un factor clave hoy en día para la creatividad.

Pero ser creativos no implica ser innovadores. La innovación es creatividad aplicada que genera valor; valor para la sociedad. Un valor que ayuda a la integración, a la equidad, al desarrollo humano y de nuestras organizaciones como administraciones excelentes.

En el taller hemos trabajado retos de innovación, cómo plantearlos de una manera sencilla pero que tengan capacidad tractora para nuestros procesos de transformación y cambio. También hemos reflexionado sobre los frenos y los elementos motivadores para la innovación en nuestras organizaciones, cómo trabajar bajo un enfoque de innovación social o cómo comunicar nuestra propia innovación a la sociedad como parte del compromiso público en la generación de una cultura innovadora.IMG_5143

Por tanto como ideas fuerza podemos decir que:

– Es necesario abrirse a la innovación abierta

-Desde la administración hemos de apoyar procesos de innovación colaborativa

-La diversidad refuerza la creatividad

-la innovación organizativa es la innovación esencial

-El compromiso público no sólo lo es con la innovación interna sino con la construcción de una sociedad más innovadora.

-Tan importante como comunicar -y socializar- la innovación es innovar en nuestras formas de comunicar, hacia el interior y hacia el exterior.”

Publicado en Slow consultancy, Slow innovation | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Manual de Uso, de Andrea Acosta

En torno a Zorrozaurre y los paisajes industriales en declive

Andrea Acosta Manual de UsoDesde Artehazia, Asociación Innovación Cultural, Artes y Sociedad (uno de cuyos principales impulsores es c2+i) estamos desarrollando, en acuerdo con la Fundación de Francia, el programa Nuevos Comanditarios, que tiene un recorrido de más de 20 años. Se trata de un programa de impulso de las artes desde la ciudadanía, que son los protagonistas del encargo artístico en todas sus fases, y que cuenta con el apoyo de un agente mediador.

DSCF1684El pasado 4 de septiembre se presentó el resultado del primer proyecto desarrollado en Euskadi dentro de esta plataforma. Se trata de “Manual de Uso”, un libro de la artista colombiana Andrea Acosta y una exposición sobre el proyecto. La mediación ha corrido a cargo de Haizea Barcenilla. La producción ha sido desarrollada junto a Conexiones improbables.  DSCF1651

El proceso, que se inició en 2012, ha sido apoyado por la Fundación de Francia  y por el programa Fábricas de Creación del Gobierno Vasco. La publicación ha sido financiada dentro del programa Eremuak, también del Gobierno Vasco, desarrollado con la colaboración de Artium. La exposición ha sido apoyada por la Sala Rekalde (Diputación Foral de Bizkaia).

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 17.03.41

Publicado en Slow innovation | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El futuro de los Centros Culturales en la Europa Creativa

Una reflexión desde Camargo (Cantabria)

Sin título-1Cuando se celebran los 25 años del nacimiento del Centro Cultural La Vidriera, en Camargo (Cantabria), se plantea la necesidad de llevar a cabo una reflexión sobre su futuro, en consonancia con las nuevas prácticas culturales, los nuevos hábitos de uso y consumo cultural, el entorno digital, el contexto de crisis económica y su impacto en la demanda o en los sistemas de financiación y gestión…

A su vez, La Vidriera está buscando situarse en el nuevo contexto de la Europa Creativa. Este es un marco donde se realza la importancia de las artes, de la cultura y de la creatividad como factores de construcción de una nueva ciudadanía y de desarrollo como sector económico. Y por otro lado se intuye la relevancia que las artes, la cultura y la creatividad van a tener en el desarrollo global en Europa, en la generación de la llamada Economía Creativa.

Estas cuestiones deben ser reflexionadas DSCF1512teniendo en cuenta también el entorno actual concreto de los centros/equipamientos culturales en España.

IMG_4793 IMG_0816Así se han desarrollado unas Jornadas abiertas y un Laboratorio de Discusión y Análisis sobre el Futuro de los Centros Culturales en la Europa Creativa (en forma de Booksprint, laboratorio de escritura rápida de un libro) que deben permitir alcanzar los siguientes objetivos:

  • Identificar cuáles son los retosde futuro de los Centros Culturales en una Europa Creativa y situarlos también en el marco específico del Centro Cultural La Vidriera.
  • Hacer partícipe al público interesado, especialmente de la región y su entorno de un laboratorio de trabajo en la que se reúna a un grupo de expertos que aporte sus experiencias y visiones sobre el futuro de los centros culturales en Europa y, a partir de ahí se abra el trabajo colaborativo.
  • Generar una publicación (física y digital) con los contenidos desarrollados que permita divulgar el trabajo realizado.

De manera inicial se plantearon los siguientes ámbitos de trabajo:

  • Centros culturales (CC) + cultura digital/P2P,
  • CC + Arquitectura/Espacio/Ciudad
  • CC + Públicos/audiencias
  • CC + Modelos de gestión y financiación
  • CC + Relación cultura/creatividad

IMG_4836Y para ello contamos con los siguientes expertos:

Teresa Badia (Directora de Hangar_Centro de Producción Artística, Barcelona)

Pablo Berástegui (Director de Pausa_Residencias artísticas, Odeceixe-Portugal en ese momento y actual director de Donostia/San Sebastián Capital Europea de la Cultura 2016)

Marcos García (Director de MediaLab Prado, Ayuntamiento de Madrid, Madrid)

José Ramón Insa (Artista y Técnico de Zaragoza Activa, Zaragoza)

Eduard Miralles (Presidente de la Fundación Interarts, Barcelona)

Jara Rocha (Mediadora Cultural e investigadora independiente)

IMG_4815Ane Rodríguez (Directora Cultural del Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera, Donostia-San Sebastián)

Susana Serrano (Directora del Festival de Cine Creative Commons, Sevilla)

Nuria Solé (Responsable de Documentación y Archivo de la Fundación Tapies, Barcelona)

Javier Valbuena (Director del Centro de Desarrollo Sociocultural de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Salamanca)

También se contó con Begoña Guericaechebarria, directora del Área de Arte y Cultura de la Fundación Botín (Santander), que presentó el proyecto del Nuevo Centro Cultural de la Fundación y su papel en la dinámica cultural local, regional e internacional.centros culturales europa creativa (azulsangrado)

Desde el 1 de Septiembre se desarrolló una campaña en redes sociales solicitando la aportación de una palabra al proceso de reflexión sobre el futuro de los centros culturales en la Europa Creativa. En twiter a través de #fut_CCulturales 

La publicación con los textos estará disponible en el primer trimestre de 2015. Más información:  Jornadas El futuro de los centros culturales – folleto y en Facebooken @im_probables y en la web del Ayuntamiento de Camargo. .

c2masi

Publicado en Slow consultancy | Etiquetado , , | 1 Comentario